Control sobre los niveles de glucosa, una trivia de Crónica para ganar un seguimiento profesional a tu salud

En México 12.8 millones de personas viven con diabetes, pero otro número igual de individuos la tienen y aún no han sido diagnosticados

Amigo lector, imagine que en tan sólo seis meses, con un plan bien diseñado puede lograr cristalizar lo que podría ser el sueño más anhelado de todo paciente diabético: tener en control sus niveles de glucosa, para lo cual contará con el apoyo, respaldo y asesoría de todo un equipo de profesionales de la salud que estarán al alcance de su mano para brindarle ese acompañamiento y comenzar con el pie derecho este 2022.

En entrevista con Crónica, Ricardo Moguel, director general de Clivi Health (Clínica de la Salud), resalta que esta, es la primera clínica digital especializada en el manejo del paciente diabético, enfocada a ayudar a casi todas las personas que viven con esta enfermedad a alcanzar esta meta que les permitirá comenzar a controlar su glucosa y procurarse una mejor calidad de vida.

En el mundo esta enfermedad es ya una epidemia, al afectar a más de 460 millones de personas que viven con esta enfermedad y se prevé que en la próxima década sumen 550 millones de personas con esta condición.

En México, Ricardo Moguel refirió que hay más de 12.8 millones de personas diagnosticadas con diabetes, sin embargo, esta delicada situación no termina ahí, ya que alrededor de otros 12 millones de mexicanos tienen esta enfermedad, pero aún no han sido diagnosticados o viven en un estado denominado prediabetes, es decir, que ya viven con niveles de glucosa más altos de lo normal.

El principal problema por el que la diabetes no es detectado en etapas iniciales, es porque es una enfermedad asintomática, con lo que estas personas pueden pasar muchos años, con niveles altos de glucosa y no saberlo, porque no hay molestias, pero con el paso de los años una diabetes mal controlada comienzan a ocasionar neuropatías, problemas cardíacos, visuales, que derivan en complicaciones de infartos, amputaciones de extremidades inferiores, incluso hay quienes terminan en diálisis, con un importante deterioro en su calidad de vida y fallecimientos.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.