Hacienda absorbe más del 90% del IEPS para amortiguar gasolinazo

En diciembre, Hacienda decretó un incremento nominal de 7.3 por ciento para el IEPS de los combustibles, como medida ante el alza de la inflación

La Secretaría de Hacienda elevó los estímulos fiscales para los combustibles a un nivel histórico con el objetivo de aminorar un gasolinazo.

A partir de hoy y hasta el 11 de febrero, el descuento en el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) será de 93.27 por ciento en el caso de gasolina verde o Magna. Así, los consumidores pagarán sólo 37 centavos de la cuota de 5.49 pesos aplicable a cada litro.

El porcentaje del estímulo fiscal es el más alto que haya aplicado la autoridad desde que entró en vigor este mecanismo, en 2016, para contener alzas abruptas en los combustibles, cuyo precio está sujeto al comportamiento del precio internacional del petróleo y el tipo de cambio.

De acuerdo con lo publicado ayer por Hacienda en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la gasolina regular acumula 52 semanas consecutivas con apoyo del Gobierno federal.

Para la gasolina Premium, el apoyo hla 39 semanas y a partir de hoy será de 71.51 por ciento, equivalente a 3.31 pesos por litro.

Finalmente, el diésel recibirá desde hoy y hasta el viernes siguiente un descuento de 81.01 por ciento, que se traduce en 4.89 pesos por cada litro, y suma 50 semanas con apoyo del gobierno.

“Si el Gobierno no hiciera nada estaríamos pagando el litro de la gasolina entre cuatro y cinco pesos más caro. Con esto, el Gobierno lo que hace es sacrificar sus ingresos. Evitan así un gasolinazo”, comentó a El Sol de México Alejandro Montufar, CEO de la consultora PetroIntelligence.

El especialista apuntó que el aumento en los precios internacionales del petróleo y de los combustibles han obligado al Gobierno federal a incrementar los apoyos para los consumidores y paguen menos de 50 centavos de impuesto por litro de gasolina regular, la más consumida.

El crecimiento de la demanda de combustible sobre el de la oferta a nivel global ha llevado al precio del barril de crudo a cotizarse entre 80 y 90 dólares en los últimos días, además de que el precio de los combustibles se ha elevado en las últimas ocho semanas.

Ramses Pech, analista del sector energético, añadió que con estos incrementos en el subsidio, el Gobierno controla en forma gradual el incremento en el precio de los combustibles para evitar que esto afecte a la inflación.

Al cierre de 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tuvo un incremento de 7.36 por ciento a tasa anual, lo que representó su nivel más alto en 21 años, impactado, entre otros, por el costo de los energéticos.

De acuerdo con Pech, si el precio internacional de las gasolinas se mantiene con presiones alcistas, el Gobierno federal, a través de Hacienda, podría incluso tomar la decisión de dejar de cobrar el IEPS para evitar afectaciones a los consumidores.

Los analistas coincidieron en que esta decisión tendría un impacto sobre las finanzas públicas, ya que el Gobierno dejaría de recaudar este impuesto.

En diciembre, Hacienda decretó un incremento nominal de 7.3 por ciento para el IEPS de los combustibles, como medida ante el alza de la inflación.

Los analistas aseguran que la baja en la recaudación podría verse compensada con exportaciones petroleras ante el alza en los precios internacionales del crudo.

Entradas relacionadas