Una vez más denuncian tala de manglar en Holbox, ante ausencia de Semarnat, Profepa y Conanp

Habitantes de la Isla de Holbox en Quintana Roo, denunciaron el relleno y construcción de cuartos de hotel, dentro de un humedal, donde previamente se taló mangle botoncillo, mangle blanco y palma chiit, especies protegidas por la Norma Oficial Mexicana 059.

Las obras irregulares sin autorización de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), se ubican en la calle Paseo Kula y el límite con la calle Tonzack, en la llamada Isla Chica, dentro del Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam.

En el humedal afectado se tienen registros de cocodrilo de pantano (Crocodylus Moreletii), Iguana rayada (Ctenosaura similis), cocodrilo americano (Crocodylus Acutus), y aves como la garza tigre (Tigrisoma Mexicanum), y la garza rojiza (Egretta rufescens), entre otras.

Habitantes de Holbox y ONG’s como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Grupo GEMA del Mayab y Amigos de Sian Ka’an, hicieron un llamado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), a que sancione conforme a la ley a quienes talaron el manglar, afectado otras especies que habitan el ecosistema.

Además, pidieron que se «ordene la remediación ambiental y se implemente de forma continua la vigilancia en la zona que termine con la impunidad que prevalece en este valioso y tristemente amenazado paraíso natural del Mar Caribe».

Recordaron que cortar manglar es un delito tipificado en el Código Penal Federal, que establece una pena de seis meses a nueve años de prisión, que puede aumentar tres años más porque sucedió en un área natural protegida.

En tanto, el desecamiento y relleno de un humedal, es también un delito establecido en el artículo 420 Bis fracción I, que contempla de dos a 10 años de cárcel.

Las organizaciones ambientales acusaron que, en casos parecidos ocurridos con anterioridad, particularmente la Profepa no atendió las denuncias de forma oportuna ni satisfactoria.

«Hasta el momento, únicamente se han producido clausuras más bien simbólicas, sin que se hayan generado las acciones legales e impuesto las sanciones de ley correspondientes, ni tampoco se ha resuelto el problema de fondo que es la remediación ambiental del sitio», indicaron.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *