Alzheimer: una nueva vacuna podría cambiar el destino de la enfermedad

El Alzheimer se caracteriza por ser una enfermedad irreversible, con tratamientos truncos, por lo tanto especialistas siempre se enfocan en prevenirla a través de distintos ejercicios mentales, poniendo en funcionamiento al cerebro, y también mediante una alimentación sana. Aunque para tratar esta patología neurodegenerativa, un grupo de científicos parece haber dado en la tecla, trabajando con una vacuna que ayudaría a combatir esta enfermedad.

Bajo este marco, investigadores estadounidenses que pertenecen al Hospital Brigham and Women’s de Boston han estado ensayando una vacuna nasal para prevenir el Alzheimer, trabajando sobre adultos mayores de entre 60 y 85 años. El objetivo principal de esta investigación se centró en determinar la seguridad y tolerabilidad de la inmunización llamada Protollin nasal, después de haber sido aplicada a las personas de ese rango etario con síntomas leves.

En este sentido, los adultos mayores recibieron dos dosis con una semana de diferencia y sus resultados son esperanzadores, ya que los tratamientos contra la enfermedad son escasos. Es por ello que la comunidad científica celebró los últimos avances, debido a que desde hace 20 años se viene trabajando en dicha investigación, dirigida por Howard L. Weiner, codirector del Centro Ann Romney para Enfermedades Neurológicas en Brigham.

El Protollin nasal, fármaco central dentro de esta investigación, será analizado arduamente para comprobar si hay efectos positivos y también secundarios al ser aplicado mediante una vacuna de dos dosis a través de la nariz. En caso de que todo resulte como es de esperar, las inmunizaciones integrarán el grupo selecto de técnicas y métodos para combatir el Alzheimer.

Foto: Pixabay

“Durante las últimas dos décadas, hemos acumulado evidencia preclínica que sugiere el potencial de esta vacuna nasal para el Alzheimer. Si los ensayos clínicos en humanos muestran que la vacuna es segura y efectiva, esto podría representar un tratamiento no tóxico para las personas con Alzheimer, y también podría administrarse temprano para ayudar a prevenir la enfermedad en personas en riesgo”, manifestó Weiner en un comunicado emitido por el nosocomio.

Foto: Pixabay

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *